Poema a OPIYELGUOBIRAN

OPIYELGUOBIRAN

Vino la luz,
se pedía el sacrificio.

Desde antes de nacer el cielo,
clamaban por el ritual;
por el Gran Espíritu Inmortal.

Nada duele cuando es de nuestra sangre.
No lloren y sean guerreros.
No tiemblen ante el estruendo aparente
de la muerte,
la muerte no sobrevive.
Solo se pierde la sangre,
y al Gran Espíritu Inmortal
debemos consagrarla.

No se asombren si deslumbra el alba.
El cobarde muere en silencio,
y no le serán ofrendados
los cantos de su casta.
Morirá para siempre.
No esperéis dormidos
a que os arranquen el corazón,
lo den de comer a los perros,
y escupan sobre vuestros antepasados.

Ahuyenten los demonios
del engaño y la burla.
Tampoco abandonen la escasa alegría.
Aunque el fuego les queme,
no se lamenten por el maldito
que los quema.
Antes, sáquense la sangre de las orejas,
y prendan candela.
Canten y bailen sobre el dolor.

Mas cuando fuesen atadas las manos,
lloren,
sus lágrimas humedecerán la tierra,
por ende nacerá un cemí, de cada gota.
El cual arrancará voz y ojo
a vuestro aniquilador.
Y digo voz y ojo, mas que no posee
corazón ni vida.
Se tragará el oro oculto,
convertido en piedra
donde resbala la lluvia.

Solo llegarán al calor y la comunión
cuando el Espíritu del Alba
desvanezca la luz.
Cuando esto pase, ya será olvidado este areito.
Nadie escuchará por donde viene
el gran estallido.

Opiyelguobirán
nos revelará el camino.
Quemó las guaizas infernales
y las enterró en lo oculto del bosque.
Donde estallan los grillos
y el agua se desliza bajo nuestros pies.

Aprendan los cantos y luchen por ellos.
Cada amanecer y cada oscuridad,
sobrevivirán.
En el día no serán cegados,
en la noche se convertirán
en lechuzas de plumaje transparente

No serán despedazados
por demonios del falso turey.
Resguarden vuestras tierras y hermanos.
No pisen lo que siembran,
pues serán destruidos por el muerto
colgado del árbol,
y la peste, dejará sus huesos
al canto de las campanas.

Abrid el corazón
al Gran Espíritu del Alba.
Cuando canten los pájaros,
canten con ellos.
Honren sus creencias
sin temor a la oscuridad y el destierro.
Cuando invoquen, no a los muertos,
sino a los resplandecientes.

Que Boinayel inunde los ojos de coraje,
solo si es necesario.
Saben que aunque pase siete veces
el tiempo de este areito,
no será convertido en polvo.
Vuestros huesos serán alimento
de los silenciosos,
sea quien sea vuestro cacique.

No se crean más grandes que el sol,
pues sus pensamientos los devorarán
con la misma intensidad.

Acepten el sacrificio que les sea exigido,
si en verdad pretenden volar
sobre sus enemigos.

El silencio y las cadenas son la muerte.
El que no crea y escuche sus latidos,
no sabrá correr por su verdad.

No somos rebaño.
Somos sobrevivientes.
Por tanto no esperen en el llanto
y el sueño vuestros areitos,
ni sean contados los soles, lunas
o estrellas que pasen.

El día claro es escaso.
De noche
surge el graznido incesante
y en los árboles el canto de los muertos.

Cuando llegue el calor del fuego
a vuestras carnes,
cúbranse de plumas y algodón.
Rostros pintados de pájaros.
Sé ahora en el barro de mi carne,
que allá cantan.

El demonio asesino del día,
llena sus ojos de piedra feroz.
A él no creo.
No ofrendo mi sangre a este vulgar hombre.
Que se arranque los dientes por sí mismo
y entierre su corazón
en el nido de los despavoridos.

Mientras tengan sangre entre vuestras carnes,
renuévenla.
Llenen sus corazones de luz, para que vean
sus palaras.
Si acorralan y quitan tierra bajo pie,
ocúltense en los bosques
conservando los ritos y la vida.

No somos fantasmas.
Cuando hieran clamen con verdad.
No esperen el escudo de Metal Esmeralda.

© Derechos de autor: Susy Del Monte
Editora Guabancex.
Santo Domingo, República Dominicana
12 de octubre de 1987

Anuncios

Acerca de fatimaportorreal

Diario de una antropóloga
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s